TIC, web social, alfabetización digital, enfoque sociocultural e innovación

El artículo De lo líquido a lo sólido: las nuevas alfabetizaciones ante los cambios culturales de la web 2.0 nos introduce en el concepto de web social y nos advierte de la importancia de formar ciudadanos alfabetos digitales considerando la complejidad que implica que va más allá de saber utilizar un ordenador o un programa informático.

El artículo: Nuevas tecnologías y enseñanza: un estudio basado en el enfoque socio-cultural presenta parte de una investigación sobre el uso del ordenador en una escuela primaria de Barcelona. Pienso que lo más interesante del artículo, y por eso ha sido seleccionado como bibliografía, es que parte de considerar a los recursos informáticos como mediadores de las formas de conocer del alumnado, y por tanto hace un análisis de las interacciones cognitivas que estos materiales promueven tanto por sus características intrínsecas como por el tipo de intercambio que provocan en los contextos donde son utilizados.

El artículo: De la supuesta relación entre tecnología e innovación educativa pone en tela de juicio el prejuicio expendido sobre “si hay tecnología es mejor” y reflexiona sobre dónde está la verdadera fuerza de la tecnología cuando la aplicamos a contextos educativos.

Os invito a hacer los comentarios críticos que consideréis oportunos a las ideas principales de los dos artículos, siempre pasándolas por vuestras experiencias, conocimientos y perspectivas.

3 comentarios en “TIC, web social, alfabetización digital, enfoque sociocultural e innovación

  1. Hola, encuentro que el primer artículo que propones destaca algo muy importante, que es el hecho de no quedarse solo en la aplicación de los materiales en cuestión, sino ir más allá al analizar cómo influyen en el alumnado.

    Mi campo de interés es la formación de personas adultas y por eso he encontrado especialmente interesante el proyecto basado en la integración de internet que propone Area, al organizar la experiencia partiendo de una exhaustiva fase previa de diseño que asegura una mayor adecuación del proyecto al contexto (materiales, formación del profesorado…).

  2. Estos tres artículos fueron elegidos porque desde mi punto de vista, presentan los conceptos centrales que hemos trabajado en las primeras clases (TAC curso 2015-16). A veces los plantean de la misma o similar manera, y otras veces de forma complementaria, profundizando en uno u otro aspecto. Me interesa saber cómo los habéis recibido, entendido, que dudas, problemas o interrogantes os plantean de cara a entender la integración de los medios de enseñanza en contextos educativos diversos.

  3. Considero que los artículos presentados nos ayudan a tomar consciencia de la situación actual donde nos encontramos envueltos de la tecnología, de las futuras necesidades que se plantean, y de los retos a los cuales deberemos de dar respuesta (y no de cualquier forma) en el ámbito de la educación, y también a nivel personal como usuarios de dicha tecnología en todas sus formas.

    Algo a lo que Manuel Area y Teresa Pessoa hacen referencia en “De lo sólido a lo líquido: las nuevas alfabetizaciones ante los cambios culturales de la web 2.0”, artículo que me ha parecido muy interesante, ya que nos habla de qué es eso de la competencia digital, dejando de lado la idea errónea que hasta yo misma tenía respecto a que competencia digital era sinónimo de saber utilizar la tecnología. Sabiendo ahora que hace falta ir más allá, pues en una sociedad donde parece que hemos nacido con la tecnología es necesario no solo el dominio en su uso, sino la competencia de buena práctica, de búsqueda, análisis, selección y comunicación de los datos, el dar en definitiva, un significado a aquello que hacemos y aquella información que navega cada vez más rápido por la red.

    Por último, me gustaría hacer referencia al artículo de Alejandra Bosco Paniagua “De la supuesta relación entre tecnología e innovación educativa”, ya que creo trata un tema interesante y latente actualmente. Pues se han llevado a cabo (y siguen llevándose a cabo) muchas iniciativas que incluyen tecnología con el objetivo de mejora, pero que o bien no consiguen sus objetivos o bien sigue haciendo lo mismo (carácter reproductivo). Por lo tanto, introducir tecnología no es sinónimo de conseguir ni mejores resultados, ni muchos menos de innovación, ya que innovación consiste a mi modo de entender en realizar “algo diferente que consiga resultados diferentes”. Así, es necesario realizar un ejercicio reflexivo para preguntarnos qué queremos conseguir, qué nos puede aportar el uso de la tecnología para alcanzar nuestros objetivos, y sobre todo cómo la vamos a utilizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si us plau, demostra que no ets un robot * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.