Tecnología e Innovación

En este artículo del que soy autora, se presenta cómo la Tecnología Educativa en tanto campo de estudio relacionado con el uso de los medios en educación, nace emparentada a la mejora de la educación. Esta mejora pasaba sobre todo por hacer del acto educativo un hecho más eficaz y eficiente, absolutamente
controlable, a fin de predecirlo y provocar los mejores resultados. La tecnología, así como permitía sacar provecho –mediante su control- de muchos procesos naturales, se veía como la gran aportación para la mejora en los procesos de enseñanza y aprendizaje.
Hoy en día, aunque muchos son los ejemplos, productos de la investigación científica, que contradicen que el uso de tecnologías mejore en todos los casos ya sea el proceso como los resultados de aprendizaje, esta relación continua siendo pregonada como necesaria, la mayoría de las veces sin una visión precisa de lo que significa innovar en educación, como si además pudiera ser lo mismo para todos.
En este trabajo se presentan, por una parte, algunos de los supuestos que hacen que no podamos dejar de relacionar mejora educativa con tecnologías. Por otra parte, una visión de la innovación en educación, en la cual las tecnologías pueden jugar un gran papel, pero únicamente por el ejercicio reflexivo de docentes y estudiantes sobre lo que significa enseñar y aprender.
De la supuesta relación entre Tecnología e Innovación

3 thoughts on “Tecnología e Innovación

  1. Lo primero que me viene a la mente, una vez leído y divagado sobre el tema que se nos expone en el artículo, es que tal vez son pocos los que le dan verdadera credibilidad a las TAC como herramienta para aprender, que muy posiblemente dar un buen uso de esta tecnología pedagógica solo significa mostrar un poco de interés y amor pedagógico por un trabajo con fundamento. Educar no es simplemente esculpir elementos en una tabla rasa, a mi modo de ver educar es jugar con estos elementos hasta darles la mejor forma para que aquellos que aprenden puedan entenderlos y así poder jugar con ellos también. En relación con este juego las TAC suponen una tablero de juego tan potente del cual aún no somos conscientes. Y me arriesgaría a decir que precisamente porque no somos conscientes de sus potencialidades, hasta el punto de dar miedo, las expectativas e inversiones son prácticamente nulas.

    Respecto a lo último comentado sobre las expectativas de las TAC, me refiero sobretodo en relación al concepto que se expone sobre innovación. Considero que se hace una gran crítica de cómo se pregona sobre innovación de las tecnologías en educación bajo el discurso de “cuanto más nuevo es el artefacto, más eficaz resultará”. Este es un claro ejemplo de cómo no se ha hecho un proceso real de planificación y programación, en donde se ha deliberado por cual es o no el mejor artilugio para llegar a los objetivos esperados. Da la sensación de que más bien se hace a la inversa, aparece un nuevo artefacto y se valora que aprendizajes se puede extraer de él, aunque no implica que realmente este aprendiendo.

    Un claro ejemplo sobre esto lo encontramos en la “obligatoriedad” actual de un ordenador por cada niño, realmente se remplaza el papel por el portátil. Es decir, el o la profesora sigue usando el mismo sistema de exposición en el aula con la pizarra electrónica o el PWP y el niño se limita o a copiar o a consultar el su portátil igual como si fuera un libro o su cuaderno. Fríamente habría que pensar si era realmente necesario que cada niño tuviera un portátil, ya que, tal vez, se ha querido implementar la mecánica del aula con un nuevo artefacto sin haber un proyecto que se base en las potencialidades de este.

  2. En mi opinión poco tengo que añadir, ya que estoy totalmente con mi anterior compañera. Estoy de acuerdo, en què no por tener el último modelo del mercado en ordenadores, sea ya una seña de buen aprendizaje. Ni tampoco significa que cambiar el instrumento de enseñanza por uno tecnologico sea igual a éxito. Para mí, la educación acompañada de un buen uso de las TAC es a partir de la integración de ambas realidades.

    Por un lador, tenemos a los profesores, pero por otro lado tenemos la herramienta de trabajo, hacemos lo mismo si en vez de escribir en una hoja escribimos en un ordenador ( que era lo que pretendia hacer el proyecto educat 2.0). Para mí, es cuando esto substituye a un antiguo `método y con la innovación de las TAc es capaz de crear una nueva metodologia que realmente sirve para provocar conocimiento. Como por ejemplo con los libros de textos. Creo sinceramente que si realmetne se le explotará tanto como las pizarras digitales, saldriamos del puesto numero uno de fracaso escolar, ya que a través del libro digital podriamos hacer una atención individualizada, y a un ritmo adecuado para el alumno, no para el sistema. Este aprenderia des de su motivación y des de su progreso.

    Ahora bien, si lo que se pretende hacer és simplemente un reemplazo de una hoja de árbol a por una pantalla digital, pero todo se hace de la misma forma, entonces aquí el concepto que aparece no es el de innovación sinó el de substitución.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Si us plau, demostra que no ets un robot * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.