Sobre la Terapia de Pareja

En primer lugar,es importante darse cuenta de que la terapia de pareja como la definen en TerapiaDeParejaWeb.com, psicoterapia de pareja y terapia grupal en pareja son todos iguales. Estos nombres diferentes se han utilizado para describir el mismo proceso, con la diferencia de frecuencia basada en que la teoría de la psicoterapia se ve favorecida por el uso de psicólogo y la psicoterapia en ocasiones puede llegar a hacerla un terapeuta ocupacional especializado en relaciones de pareja y problemas matrimoniales, aunque no sea para nada recomendable e incluso legal.

Influencias en la psicoterapia para parejas

La terapia de pareja es a menudo vista como diferente de la psicoterapia porque una relación está en el foco de atención, en lugar de una persona diagnosticada con un problema psicológico específico. Esta diferencia sólo se plantea si se tiene en cuenta los problemas psicológicos para ser similares a las enfermedades médicas, y por tanto confinar a una persona “enferma” que necesita tratamiento. Ese modelo médico de diagnóstico y tratamiento psicológico es común, pero es realmente inadecuado para describir y resolver problemas psicológicos. Prácticamente todos estos trastornos o problemas junto a los cambios psicológicos, involucran tanto los síntomas individuales (comportamiento, las emociones, los conflictos, los procesos de pensamiento) y los cambios en las relaciones interpersonales.

La terapia de pareja se centra en los problemas de pareja, como indican en TerapiasDePareja.es,  es decir, en los conflictos que existen en la relación entre dos personas. Hablamos de todo tipo de problemas, desde únicamente por cuestiones sexuales hasta problemas de otro cariz como puede ser la comunicación entre ambos miembros, la falta de afecto o la rutina que está haciendo que se pierda pasión y ganas. Las dificultades que tienen algunos miembros de la pareja para asimilar que “el amor” dura 2 años y después hay cariño y dependencia y en general, la dificultad que tiene la pareja para ir asimilando cada una de las fases y etapas que conlleva estar y vivir en pareja. Un psicólogo mediante su terapia ayuda a conseguir las herramientas para solucionarlo, como es un buen entrenamiento en habilidades sociales y resolución de problemas.

¿Qué puede aportar la terapia de pareja?

En la terapia de pareja serás ayudado y tu pareja también para tratar de identificar todos los problemas, todos esos pequeños conflictos que han conseguido hacer bien grande el problema y por qué se deben y cómo solucionarlosEs una terapia en la que ambos dos tienen que trabajar duro, el psicólogo simplemente va a ayuda escuchar y enseñar qué hay que hacer para solucionar un problema interno tan grave como estos, pero el trabajo y el éxito está en manos de la pareja mediante esta terapia.

Estos cambios pueden ser diferentes formas de interactuar dentro de la relación, u otro tipo de solución a problemas más personales de cada uno. La terapia de pareja consiste en aprender a comunicarse de manera más efectiva, y cómo escuchar más de cerca. En ocasiones hablamos de un tipo de pareja muy parecido al tratamiento o a las terapias individuales, a veces es más como la mediación, y a veces es educativo. La combinación de los estos tres componentes es lo que hace que sea eficaz. Ahora ya conoces muchas más cosas sobre la terapia de pareja.

Evaluaciones psicológicas de la terapia de pareja

En particular, los psicólogos trabajan evaluando muchas cosas, como por ejemplo si la persona tiene los síntomas de cualquiera de los diagnósticos psicológicos específicos. La evaluación determina qué tipo de tratamiento es más probable que sea beneficioso. Por este motivo, las evaluaciones psicológicas en la terapia de pareja son muy útiles para ver problemas de fondo y situaciones que llegan al límite por determinados problemas que no están a la vista.

Evaluaciones de diagnóstico pueden ser evaluaciones informales realizadas durante la entrevista inicial con un cliente en el comienzo de la psicoterapia, o pueden ser los procedimientos formales que implican una entrevista estructurada con los procedimientos de evaluación diseñados para identificar o descartar varias hipótesis posibles en relación con el funcionamiento psicológico del individuo. Este último procedimiento suele ser generalmente parte de una evaluación psicológica integral que incluye la administración de pruebas psicológicas. Una evaluación psicológica completa puede tardar varias horas o incluso varios días, dependiendo de los problemas están evaluando, y el motivo de la evaluación.

terapia

Por lo tanto, todo tratamiento psicológico (al menos todo el tratamiento realizado con un psicólogo habilitado y bien formado) comienza con una evaluación diagnóstica para determinar el diagnóstico clínico adecuado. Los psicólogos utilizan una variedad de medidas de evaluación verbales para determinar si hay evidencia de un problema psicológico específico. Una vez identificados los problemas psicológicos, un plan de tratamiento puede ser desarrollado para resolverlos. Sin embargo, el proceso de diagnóstico continúa durante la psicoterapia. Los psicólogos volverán a evaluar los problemas, los síntomas y el progreso, y revisar otros planes de tratamiento posibles. Una vez se encuentren determinados problemas, será entonces cuando se dará a conocer a la pareja y de forma individual para hacer una buena terapia de pareja y de esta forma tratar primero esos problemas puesto que acaban estando siempre relacionados con los problemas que viene arrastrando la pareja.

Durante una evaluación psicológica integral, el psicólogo actúa como un detective. En primer lugar, el psicólogo desarrolla diversas hipótesis sobre su problema, con base en la información que se presente en la entrevista. Luego, cada hipótesis se prueba mediante la recopilación de información adicional, a través de preguntas estructuradas y una revisión de la información disponible sobre su historia clínica y social del pasado. Este proceso será identificar los síntomas específicos que deberían o no deberían, estar presentes, de acuerdo a cada hipótesis. Cada hipótesis en competencia se evalúa para determinar lo bien que explica su funcionamiento psicológico actual. Finalmente, el psicólogo llega a una conclusión, basado en el análisis de cada hipótesis, lo que conduce a un diagnóstico clínico, y un plan de tratamiento. A veces, los psicólogos también pueden evaluar si se parece haber una relación causal entre el diagnóstico y algún evento traumático u otras circunstancias de la vida.

Ahora ya conoces con mayor profundidad por qué son tan necesarias las evaluaciones psicológicas en la terapia de pareja y porqué ir al psicólogo a salvar tu matrimonio no es simplemente sentarte a contarle tu vida al mismo.

Esta entrada fue publicada en Terapia de pareja. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.