Qué es el anillo vaginal

anillo vaginal

Los anillos vaginales son uno de los métodos anticonceptivos femeninos que hacen uso de hormonas para la prevención del embarazo. Estos anticonceptivos funcionan liberando durante el tiempo de su utilización, una cantidad determinada de hormonas al organismo, las cuales tienen como fin detener la ovulación, a la vez que vuelven más denso el moco cervical, con lo cual se bloquea el paso del esperma hacia el útero.

El anillo vaginal, consiste en la utilización de un anillo flexible, el cual se coloca en el interior de la vagina; este anillo contiene una combinación de hormonas que se liberan al cuerpo y que dan el efecto anticonceptivo.

Cómo se utiliza el anillo

Estos métodos anticonceptivos femeninos, como su nombre lo indica, se deben colocar adentro de la vagina; este procedimiento es muy sencillo, primero deberás asegurarte de tener tus manos limpias, utilizando tu dedo pulgar e índice presiona el anillo hasta que logres unir sus dos lados formando un 8.

Empuja el anillo hacia adentro de la vagina hasta que logres insertarlo totalmente, luego puedes utilizar tu dedo para acomodarlo mejor en su lugar. Un indicativo de que el anillo ha quedado bien colocado es que este no debería provocarte ninguna molestia; la profundidad o la posición en la que se inserte el anillo no afecta a su efectividad.

El anillo se coloca el primer día de tu sangrado menstrual y debe permanecer adentro de la vagina por tres semanas. Como con otros métodos anticonceptivos femeninos a base de hormonas, luego de tres semanas de utilización se deberá realizar una semana de descanso. Al cumplirse las tres semanas, retira el anillo de tu vagina utilizando tus dedos. Luego de los siete días de descanso, inserta un nuevo anillo.

Información adicional

Son muchas las dudas que surgen en algunas mujeres con respecto a la utilización del anillo vaginal. Es importante que sepas que el anillo no puede “perderse” adentro de tu vagina, aunque se mueva de lugar durante el tiempo de uso, el anillo no puede pasar del cuello del útero; de igual forma, el anillo no interfiere con las relaciones sexuales y no es necesario retirarlo durante el acto.

Puede suceder en algunos casos que el anillo se salga de la vagina, principalmente cuando retiras un tampón o luego de las relaciones sexuales. Si esto sucede y si no han pasado más de tres horas luego de que el anillo fuera expulsado, puedes lavarlo con un poco de agua y volver a insertarlo en tu vagina. Si ya han pasado más de tres horas desde su expulsión o no sabes el tiempo exacto que lleva afuera, sigue las indicaciones que se muestran en el empaque.

Este, como otros métodos anticonceptivos femeninos hormonales, se utiliza solamente para prevenir los embarazos; es no ser un método de barrera, no previene el contagio con infecciones de transmisión sexual, así que deberías tener este factor en cuenta a la hora de decidir si este método anticonceptivo es el más adecuado para tu caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.